Ex mandatario de Brasil sigue atento frente a una difusa libertad

Con la reiteración continua de su inocencia, con todos los recursos presentados ante la justicia para su liberación negados y con los más altos índices de popularidad para las elecciones presidenciales de octubre, el exmandatario de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva cumplió hoy un mes de prisión.

El sábado 7 de abril, luego de hacer esperar durante dos días a las autoridades, cuando recién había caído la noche y en medio de decenas de militantes, Lula abandonó la sede del sindicato de los Metalúrgicos en Sao Bernardo do Campo para entregarse a la Policía Federal y comenzar así a cumplir una condena de 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.